Impacto Social del CAI Un Nuevo Amanecer

Desde la apertura del Centro de Atención Integral (CAI) en septiembre de 1997, hemos atendido de manera integral las necesidades de los menores beneficiarios, dándoles la oportunidad de desarrollar capacidades que les permitan integrarse social y escolarmente, así como tener mejores expectativas de desarrollo personal.

El apoyo recibido a lo largo de estos años de parte de fundaciones, instituciones y público en general, ha permitido mantener y fortalecer un excelente grupo de profesionales, así como adquirir equipo y materiales necesarios para el cumplimiento de nuestra misión.

Nuestra labor permite fortalecer la confianza de los padres en el potencial de sus hijos, pudiéndolos capacitar para enfrentar situaciones que se presentan en su vida cotidiana. El trabajo del CAI también facilita el proceso de comunicación en las familias de los menores beneficiarios, mejora dinámicas familiares y promueve la participación en actividades comunitarias, favoreciendo una cultura de no discriminación.

Se ha logrado que la comunidad involucrada en el desarrollo infantil (personal de estancias infantiles, maestros y personal del sector salud) se vincule con el trabajo de la asociación, lo cual beneficia a la población usuaria de sus servicios.

Oaxaca es el segundo estado más pobre de México, el 70% de los menores beneficiarios por Un Nuevo Amanecer viven por debajo de la línea de la pobreza.

Los menores beneficiarios por nuestra asociación vienen de todos los sectores de Bahías de Huatulco y de otras localidades de la costa de Oaxaca. Algunos realizan viajes de entre una y cuatro horas para recibir sus terapias.


Nuestras Metas

  1. Mejora continua en nuestros programas de atención.
  2. Fortalecer la estructura interna de la organización y responsabilidad de esta para una mejor educación de los niños.
  3. Promover programas que sean de fácil acceso para la comunidad.